Juan Francisco Pimentel tras viaje con el grupo de tai-chi